A la hora de hacer una rehabilitar una vivienda son muchos los términos que se pueden utilizar: reforma, obra… A pesar de que parecen sinónimos y que muchas personas los utilizan para referirse al mismo término, la realidad es que tienen significados diferentes; por lo que si estamos pensando en adecuar nuestra vivienda a los nuevos estándares, quizá sea conveniente saber las diferencias entre rehabilitación y reforma.

Para quienes no estén familiarizados con esta terminología, puede resultar confusa. Pero una buena explicación y un par de ejemplos bastan para diferenciar ambos conceptos.

¿Qué se considera reforma?

Cuando hablamos de reforma hacemos referencia a todos aquellos trabajos que conlleven modificar o sustituir tabiques, materiales… Esta labor se suele efectuar cuando la vivienda no es de nuestro gusto y tenemos intención de “actualizarla”, ya sea por las tendencias decorativas o por funcionalidad.

Por ejemplo, algunos de los trabajos más habituales de una reforma suelen ser la reforma integral de la cocina, del baño, o cambiar la distribución, entre otro. Este tipo de obras suelen darse cuando se compra un piso de segunda mano y lo queremos poner a nuestro gusto.

¿Qué se considera rehabilitación?

El término rehabilitación también consiste en reformar determinados espacios o instalaciones, pero no por estética o funcionalidad, sino por su mal estado. En este caso hablaríamos de rehabilitar tabiques, la instalación eléctrica, los muros de carga, etc.; ya que pueden suponer un peligro para la estabilidad de la vivienda y quienes habiten en ella.

Además, este término no solo supone su ejecución en viviendas particulares, también tiene su repercusión en comunidades de vecinos: fachadas, tejados, escaleras… En definitiva, zonas comunitarias que por el paso del tiempo y la falta de labores de mantenimiento, comienzan a deteriorarse.

Diferencias entre reforma y rehabilitación

Ahora que sabemos en qué consiste una rehabilitación y una reforma de vivienda, diferenciar ambos conceptos es muy sencillo. Cuando hablamos de reforma nos referimos a la parte estética y funcional, mientras que una rehabilitación se realiza porque una parte del inmueble está en mal estado y puede suponer un peligro.

Si estás pensando en hacer una reforma o rehabilitación de tu hogar y necesitas ayuda, no dudes en ponerte en contacto con una empresa de reforma de viviendas. Sus profesionales sabrán hacer frente a cualquier proceso que necesitas, ya sea para dotar a tu hogar de más funcionalidad y estética o que sea más seguro para los que habitan en ella.

Otras entradas que te pueden interesar

¿Cómo aprovechar el espacio en habitaciones pequeñas?

¿Cómo aprovechar el espacio en habitaciones pequeñas?

Tener una habitación pequeña es algo bastante habitual. Dependiendo de los metros cuadrados de nuestra vivienda y de cuántos seamos en casa, seguramente a algún miembro de la familia le toque dormir en la estancia más diminuta. Lo ideal para que todos dispongan de un...

leer más
Reformas para aumentar el valor de tu vivienda

Reformas para aumentar el valor de tu vivienda

Hacer una reforma de vivienda no siempre está destinada para incrementar nuestro confort. En algunas ocasiones, algunos particulares ya sean porque han heredado o porque se dedican profesionalmente a ello, contratan los servicios de empresas de reformas para darles un...

leer más
Primero pintar o colocar el parquet: qué es mejor

Primero pintar o colocar el parquet: qué es mejor

​Una vez que hemos decidido hacer una reforma de vivienda, si somos nosotros mismos los que nos encargamos de ella, seguro que surgen dudas sobre el orden de ejecución. Como particulares no somos profesionales en el tema, por ello a muchas personas les surge la duda...

leer más