A la hora de entrar a vivir en un piso nuevo, una de las obras más habituales es mejorar la distribución y la funcionalidad del mismo. Para ello no dudamos en tirar paredes y así, conseguir espacios más grandes y diáfanos. El problema surge cuando el arquitecto nos dice que tirar abajo ese tabique no es posible, dado que se trata de un muro de carga. Es entonces debemos empezar pensar en una nueva distribución o buscar alternativas diferentes. Pero para evitar estos imprevistos ¿cómo podemos saber si podemos tirar una pared?

Ya hemos dicho en más de una ocasión que una reforma de vivienda es un proceso arduo que se debe planificar con paciencia y profesionalidad. Muchas veces los deseos de los clientes se ven lastrados a causa de diferentes circunstancias que les impiden efectuar la distribución que ellos se habían planteado; una circunstancia que suele suceder cuando compramos una vivienda de segunda mano y que está edificada siguiendo patrones constructivos de hace décadas.

 

Cómo diferenciar un tabique de un muro de carga

A pesar de no ser profesionales, ni trabajar en una empresa de reforma de viviendas, existen algunas fórmulas para detectar si lo que queremos tirar es una pared o un muro de carga. No son técnicas exactas, pero en la mayoría de ocasiones funciona.

Planos de la vivienda

La opción más sencilla es contar con los planos de la vivienda. Es un proceso esencial a la hora de hacer frente a una rehabilitación. Saber dónde están los muros, los tabiques, las columnas nos permitirá hacernos una idea de lo que podemos hacer.

Espesor de la columna o pared

Otro aspecto que nos permite diferenciar una pared de un muro de carga es el espesor. Un tabique suele tener entre 7-13 cm de grosor, mientras que un muro suele rondar o superar los 30cm. Esto se debe a que como su nombre indica tiene que aguantar el peso de las cargas que soporta.

Sonido

Si por cualquier circunstancia no podemos medir el grosor, otra opción es el sonido. Los muros son macizos y generalmente están construidos con hormigón. Por su parte, los tabiques suelen estar fabricados de pladur, ladrillo etc. Por eso si damos unos golpes en al tabique y suena a hueco probablemente sea pared, en cambio si su sonido es firme y consistente, será muro. Sobre este aspecto cabe destacar que tenemos que dar varios golpes a lo largo de la superficie, no vale solo centrarse en un lugar.

Sea como fuere en muchas ocasiones tirar una pared en una reforma de vivienda resulta indispensable para cubrir unas necesidades acorde a nuestros gustos. Por eso, es más que recomendable dejarnos guiar por profesionales, tanto en una rehabilitación parcial o integral, ellos sabrán hacer frente a cualquier situación. Nos asesorarán sobre cuál sería la solución más propicia para llevar a buen fin nuestros propósitos en nuestra nueva residencia.

Otras entradas que te pueden interesar

¿En qué horario se pueden hacer obras en casa?

¿En qué horario se pueden hacer obras en casa?

Seguro que alguna vez nos ha despertado el ruido de un martillo o el de un taladro porque alguno de nuestros vecinos está haciendo reformas en su vivienda. En estos casos también nos preguntamos si habrá algún horario para hacer obras en casa, y la respuesta es sí;...

leer más
¿Qué incluye una reforma integral?

¿Qué incluye una reforma integral?

​ A la hora de hacer un lavado de cara a una vivienda, en muchas ocasiones se mencionan los términos reforma parcial, integral o rehabilitación. Si alguna vez has tenido la curiosidad de qué engloba cada aspecto, en este artículo vamos a analizar qué incluye una...

leer más